Header Ads

Con una inversión millonaria la COVIAR mantendrá la asistencia para los pequeños productores del país

DIARIO HUARPE
Según se informó en este 2017 la Corporación Vitivinícola Argentina (COVIAR) invertirá 6,5 millones de pesos para que los Centros de Desarrollo Vitícola sigan asistiendo a pequeños productores del país
Si bien la COVIAR está a la espera de que Nación (a través del Ministerio de Agroindustria), y las provincias (a través de los ministerio de Producción) cumplan con el aporte monetario prometido, confirmó que la corporación invertirá 6,5 millones de pesos para que los Centros de Desarrollo Vitícola asistan a pequeños productores del país.

Según el presupuesto necesario para que los CDV funcionen de manera óptima en este 2017, es de 12 millones de pesos.


Nación aportaría 1,5 millones de pesos (aún no se hizo efectivo el desembolso) y otro tanto lo pondrían las provincias donde funcionan estos Centros de asistencia.

De todas las provincias vitivinícolas, a la fecha, Catamarca ha comprometido su participación con un desembolso de dinero y ya aportó un adelanto de 75.000 pesos para la oficina en Santa María. No obstante con Mendoza y San Juan (donde funcionan 10 de los 14 CDV existentes en todo el país), se está trabajando en la articulación para que ingenieros de los organismos provinciales –como por ejemplo el Instituto de Desarrollo Rural– sean parte de la estrategia de asistencia de los Centros Vitícolas.
En este marco vale destacar que el INTA ha estructurado su estrategia de transferencia a los productores de uva a través de los Centros, y aporta técnicos y estructura propia para este programa.
El compromiso del gobierno nacional y los gobiernos provinciales es fundamental para el funcionamiento ideal de los Centros Vitícolas; ya que estos llegan a 9.000 productores de todo el país.




Reestructuración con continuidad

Pese a que en los Centros Vitícolas trabajaban 46 profesionales (ingenieros agrónomos, técnicos entre otros profesionales), en el último año hubo una serie de reestructuraciones y seis profesionales quedaron desafectados del programa y 19 en veremos.

En este marco, para que el programa siguiera vivo la COVIAR hizo un aporte de 500.000 pesos extra y el compromiso de la postergación de la recomposición salarial, hasta tanto la Nación realice su aporte.

El aporte de los privados a través de COVIAR
En los últimos cuatro presupuestos, el aporte de los establecimientos vitivinícolas a través de la COVIAR para los CDV aumentó 180%. Pasando de 2,3 millones de pesos en 2014, a 6,5 millones en 2017.

En cuatro años este aporte sumó más de 17 millones de pesos.

Hay que recordar que estos son recursos que aportan los establecimientos de la cadena vitivinícola y que sirven para financiar los servicios de los ingenieros agrónomos y técnicos que trabajan en los Centros de Desarrollo Vitícola.

Los CDV son una piedra angular del Plan Estratégico Vitivinícola
.Los CDV se han consolidado como el espacio de transferencia a los productores y la difusión de programas en apoyo a la cadena.

.Solo en 2016 los técnicos de los CDV concretaron la capacitación de más de 6.000 productores en aspectos tecnológicos y organizativos.

.Realizaron más de 4.900 visitas a finca.

.Organizaron 100 jornadas demostrativas, giras técnicas en fincas y la realización de 10 parcelas demostrativas en fincas.

.Los CDV son la materialización de la articulación entre el sector público y el sector privado: alrededor 200 instituciones componen institucionalmente los Consejos Locales Asesores de cada CDV.



¿Qué son los Consejos Locales Asesores?

Los Consejos Locales Asesores son un grupo de instituciones que cumple la función de asesorar y definir políticas propias y específicas para cada oasis en el cual funciona el CDV. Es decir, son un proceso de gestión participativo.

Institutos secundarios y terciarios, municipalidades, cámaras empresarias locales, entidades del manejo de agua, son algunos de los organismos que conforman los Consejos Locales Asesores de cada CDV.

El trabajo de los CDV se focaliza en pequeños y medianos productores de uva que no cuentan con asistencia técnica propia.

Estos productores, más de 6.000 en todo el país, seguirán recibiendo asistencia técnica de ingenieros agrónomos, lo que se traducirá en mejores manejos de sus fincas, aumentos de su productividad y contribuirán a la mejora de sus ingresos.

Entre otros logros, de los productores de los Centros de Desarrollo Vitícola salió “Todos”, el vino argentino que utilizó el Papa Francisco en la canonización del Cura Brochero.



Más de la gestión oficial de la COVIAR
En otro orden, la Corporación Vitivinícola Argentina (COVIAR) informa que aportó casi 1 millón de pesos para que productores accedan a créditos destinados a reconversión vitícola.

Ayudó a pequeños productores de la Zona Este y la Zona Norte-Sur (Lavalle, General Alvear y San Rafael) de Mendoza en el asesoramiento para la presentación de la documentación necesaria para el acceso a los préstamos para reconversión vitícola que ofrece el Gobierno de la Provincia de Mendoza.

En una gestión que llevó a cabo durante 11 meses, la COVIAR se hizo cargo de los gastos por honorarios para el asesoramiento de la presentación de proyectos para la preinscripción y los gastos de la formulación de proyectos de mejora y auditoría.

En el caso de la Zona Este, la COVIAR se hizo cargo de los honorarios y gastos de movilidad de los profesionales por un monto total de 629.200 pesos. Mientras que para el oasis Norte-Sur el desembolso fue de 357.800 pesos.

En total, la Corporación Vitivinícola Argentina contribuyó con los pequeños productores en la formulación de 590 proyectos para acceder a préstamos para reconversión vitícola con un aporte total de 987.000 pesos.

El Gobierno de Mendoza entregó créditos para reconversión vitivinícola, en una primera, etapa a productores de la zona Este (Junín, Rivadavia y San Martín) por un valor total de 6,7 millones de pesos.

Mientras que 258 carpetas siguen en etapa de evaluación por técnicos del Instituto de Desarrollo Rural, 42 millones de pesos.

La línea de crédito es de hasta 300.000 pesos por productor con hasta 20 hectáreas, a tasa cero, con dos años de gracia y cinco años de límite para la devolución.