Header Ads

WORLD ROLLER GAMES: ARGENTINA PUSO TODO

Walter Cavalli/DIARIO DE CUYO
ARGENTINA APRETADA PERO CON DESTREZA GANA A ANGOLA

Foto: Mariano Arias - Enviado especial de DIARIO DE CUYO a China
Pasó lo que pasa casi siempre. En los cuartos de final del Mundial Angola 2013 perdía con Brasil y lo logró dar vuelta. En los de Francia 2015 le ganó precisamente al local, también de manera apretada. Y, claro, acá tenía que sufrir parecido. A los campeones nadie les regala nada. Y eso lo tiene que tener en mente este equipo argentino. No sólo porque es el campeón sino porque quiere volver a serlo. Angola casi se convierte en la sombra negra. Porque el equipo de Giuliani le terminó ganando 4-3 recién en el alargue. Y se metió en semifinales. Va por el camino correcto ahora, cuidado, tendrá que estar siempre con los ojos bien abiertos porque los otros están dispuesto a cambiarlo de ruta.
 
 
La Argentina fue dos caras en un mismo partido. La ganadora total en el primero. Y la desconcertada en el segundo.
El primer parcial fue prácticamente todo de Argentina. Por volumen de juego, por llegadas, por personalidad. Ese Angola que llegaba precedido con características de rival peligroso y goleador (es el más efectivo del Campeonato) no pudo hacer nada para frenar el juego exquisito y efectivo de la Albiceleste.
 
 
Si bien el partido largó parejo era casi una obviedad que Argentina buscaría el protagonismo y Angola se conformaría con tener chances en el contragolpe. Entonces, a medida que fueron pasando los minutos, esa característica se intensificó. Estaba claro que el juego era abierto y que Argentina proponía más pero en ese marco empezaba a volverse peligroso que Angola estuviese tan agazapado.
 
 
Sobre los 5’ una gran jugada de Nicolía terminó en un pase fenomenal para Matías Platero, que disparó apenas desviado. Apenas 30 segundos después Pablo Alvarez lo tuvo por dos veces consecutivas pero el arquero rival logró contener. Y más adelante un claro penal al propio Alvarez que los árbitros ignoraron y una contra tremenda de Angola, que Centeno estrelló en el travesaño.
 
 
Y ahí nomás, la apertura del marcador. A través de Nicolía, con un tiro bajo y fuerte. Se le coló al arquero Veludo y desató toda la alegría. Estaba claro que había propuesto más pero no había tenido tanto premio. Poquito pasó para que Argentina tuviera otra chance, aunque Pascual no pudo aprovechar el penal que ejecutó. Angola se quedó con dos jugadores de campo por una doble azul a Mendes. Y eso es mucha ventaja para el equipo de Giuliani.
 
 
Es que después de tantas volteretas buscando el hueco, lo volvió a encontrar el “Cabezón” Nicolía que, con otro tiro fuerte y de rastrón, venció de nuevo el arco contrario. Y desde ahí todo se hizo más fácil para el campeón. Angola siguió mostrando entusiasmo (inclusive tuvo un penal pero el “Pachata” Gómez, que entró por Grimalt para eso, lo atajó) pero sus caminos estaban cerrados. Antes que se fuera la primera etapa, un tiro cruzado y esta vez alto le dio el gol a Lucas Ordoñez. Así, el primer tiempo se cerró con un significativo 3-0 en favor de la Albiceleste, que no fue más que mostrar la realidad en la diferencia de potencialidades.
 
 
 Pero en el complemento la historia cambió diametralmente. Angola, entonado con el ingreso de Joao Vieira y del sanjuanino Martín Payero, salió como una tromba y de inmediato consiguió descontar. Fue a través del propio Vieira. Argentina no reaccionó. Siguió metido en lo suyo –el ataque- sin preocuparse lo que podría lastimarlo su rival. Y Angola lo lastimó cuatro minutos después con un golazo de Centeno.
 
 
Allí florecieron los nervios y las dudas argentinas. Por primera vez en el campeonato el equipo no era dominado pero estaba obnubilado para el gol, porque hacía variantes y no encontraba la fórmula para vencer al seguro arquero Veludo.
Desde ese momento hasta el final fue un sufrimiento permanente. Porque Argentina, que creaba chances, no la metía. Y Angola, en su desesperación, era más que peligroso.
 
 
Y se dio nomás el gol del empate de Angola. Tuvo que ser Martín Payero, que tiró el bombazo, lo metió pero no festejó. 3-3 y mamita querida. Angola estaba mucho más entero que Argentina. Los nervios le jugaban una pésima pasada al equipo de Giuliani. El partido había cambiado por completo desde aquel buen primer tiempo argentino. En el complemento todo fue de Angola.
 
 
El alargue, con los dos con nueve faltas, resultó decididamente dramático. Pasó el primer tiempo y todo siguió igual. Los dos cuidándose de las faltas. Los dos celosos en la marca. Los dos sin gol.
 
 
Pero llegó el segundo tiempo de alargue y por fin se dio el desnivel para la Albiceleste. El centro llegó al corazón del área y ahí, ni lerdo ni perezoso, Matías Pascual aprovechó para clavarla en el ángulo. Golazo. Delirio. Gritos contenidos.
Argentina sufrió pero esta vez lo terminó ganando con el alma más que con cualquiera de sus otros atributos.  
 
 
 
Síntesis
 
 
 
ARGENTINA………4
Valentín Grimalt
Matías Platero
Carlos Nicolía
Matías Pascual
Pablo Alvarez (FI)
Suplentes:
Lucas Ordoñez
Carlos López
Nalo García
Nolo Romero
Pablo Gómez
DT: Darío Giuliani.
 
 
 
ANGOLA……………...........3
 
 
Francisco Veludo
Andre Centeno
Diogo Adilson
Humberto Mendes
Joao Pinto (FI)
Suplentes:
Agostinho Argentino
Anderson Silva
Joao Vieira
Martín Payero
Estevao Dala
DT: Fernando Falle.
 
 
 
Goles: PT,11m.11s. y 13m.06s. Carlos Nicolía (Arg); 17m.28s. Lucas Ordoñez (Arg). ST, 2m.07. Joao Vieira (Ang); 5m.56s. Andre Centeno (Ang); 22m.57s. Martín Payero (Ang). STA, 1m.50s. Matías Platero (Arg).
 
 
 
Estadio: “Longjing Gymnasium” (Nanjing, China).
Arbitros: Franco Ferrari (Italia) y Filippo Fronte (Italia). 
Con la tecnología de Blogger.