JURAR POR 4 BANDERAS?

ES EL CASO QUE SUCEDE JURANDO POR LA CUARTA BANDERA DE UNA NACIÓN INEXISTENTE COMO ES LA NACIÓN MAPUCHE, DADO QUE ÉSTOS ORIGINARIOS SON INVASORES DEL CHILE QUE CORRIERON A LOS ANTERIORES ABORÍGENES Y SON ARAUCANOS.
En una escuela de la Patagonia los alumnos juraron este lunes por cuatro banderas. El acto se llevó a cabo en la Escuela N° 350 de Añelo, la localidad neuquina conocida también como la capital del yacimiento petrolero Vaca Muerta.

CLAUDIO ANDRADE/CLARÍN
En una escuela de la Patagonia los alumnos juraron el lunes por cuatro banderas. El acto se llevó a cabo en la Escuela N° 350 de Añelo, la localidad neuquina conocida también como la capital del yacimiento petrolero Vaca Muerta.

Como al pequeño municipio arriban cada mes cientos de familias desde distintos países para trabajar en la industria del gas y el petróleo, el cuerpo directivo del colegio público autorizó que los chicos de Cuarto Año juren por las banderas correspondientes a las distintas nacionalidades del alumnado. De modo que el juramento fue por Argentina, Chile, Bolivia y la Nación Mapuche. La extraña situación, en una fecha en que se conmemora el Día de la Bandera en el país, se complicó todavía más a lo largo del evento patriótico. Hubo padres de la comunidad mapuche que se negaron a que sus hijos juren por la bandera de la Argentina.

La decisión de hacer un juramento multicultural fue tomada hace dos semanas en una reunión de padres, docentes y directivos. El director, Ariel Luna, reconoció que una vez resuelto que se incluirían otras banderas recibió numerosas llamadas de padres molestos, pero todo siguió adelante. Un significativo porcentajes de los progenitores que asisten a esta escuela tienen raíces mapuches, chilenas, paraguayas y bolivianas.

Un grupo de apoderados elevaron la voz después de que el acto se concretó. Lo consideraron una “ofensa a la patria”. “Creo que es un acto muy patriota y no se justifica que las demás banderas estén presentes y hagan la promesa. Cada una tiene su fecha patria y creo que no corresponde”, indicó Jorge un padre a LU5. “Acá hay padres que son de Chile, Paraguay o son mapuches y se sienten más mapuches que argentinos”, continúo.

Polémica en Vaca Muerta: los alumnos de una escuela juraron por 4 banderas
En una escuela de la Patagonia los alumnos juraron este lunes por cuatro banderas. El acto se llevó a cabo en la Escuela N° 350 de Añelo, la localidad neuquina conocida también como la capital del yacimiento petrolero Vaca Muerta.

La ministra de Educación de la provincia, Cristina Storioni, también criticó la iniciativa. “La promesa de lealtad a la bandera Argentina tiene toda una significación, creo que la escuela tiene un proyecto institucional diferente por lo que seguramente la supervisora nos podrá explicar”, indicó .

“Si la escuela tiene un proyecto de integración, hay otras fechas para que tranquilamente quienes vienen de otros país o tienen familiares que se constituyen en comunidades diferentes puedan conmemorar otros acontecimientos", agregó. En las próximas horas la ministra se encontrará con los docentes y directivos para discutir el alcance del acto y sus fundamentos.

En la cuenta de Facebook llamada Educadorxs de Añelo, la medida fue defendida con una cita del Movimiento de los Pueblos para la Educación de los Derechos Humanos: “Derecho a la propia identidad, a ser reconocidos/as y respetados/as sin importar la nacionalidad. Sin exclusión, sin discriminación ni xenofobia”.

Después continúa el texto con: “Como educadores/as, estos son los valores que inculcamos: amor y respeto a las raíces de cada uno/a; solidaridad con nuestros/as hermanos/as de otras nacionalidades. No concebimos nuestra práctica docente de otra manera”, dicen los docentes que administran esta página.

El cuerpo docente de la Escuela N° 350 de Añelo está compuesto en su mayoría por personas jóvenes. En los últimos dos años y a falta de profesores en la localidad, los directivos comenzaron a dar materias en diversos turnos para cubrir las necesidades de los estudiantes.
Con la tecnología de Blogger.